Comienza de nuevo la Orden Tercera en Belalcázar

 

Hace aproximadamente tres meses, exactamente el día 21 de Julio, un grupo de mujeres de Belalcázar ingresamos en la Orden Franciscana Seglar, que aunque ya se había formado hacía ya muchos años, por diferentes razones permanecía un tanto perdida y estancada.

Por esta razón, con ocasión de la festividad de San Francisco de Asís, teníamos mucha ilusión y muchas ganas de participar más activamente en los días del triduo dedicado a S. Francisco. Pero como acabábamos de empezar hace tan poco, y todavía teníamos poca experiencia, contamos con la ayuda de Fray Arcángel, con el que tuvimos una reunión, y nos fue explicando como hacer las cosas para que todo saliera lo mejor posible.

Cada uno de nosotros (tanto Franciscanos Seglares, como los que se ha incorporado hace poco), pusimos nuestro granito de arena. Unos adornando el altar, junto con Fr. Joaquín, otros como lectores y haciendo las ofrendas, y todo ello, con el entusiasmo de cuando se hace algo por primera vez.

También nos animó mucho la gran afluencia de gente, y el ver el interés que despertábamos y como disfrutaban con las pequeñas innovaciones.

La parte musical corrió a cargo de Fray David, fue una delicia escuchar su voz y sus canciones, él puso el toque emotivo y sensible a la celebración.

Cada día fue especial, pero la sorpresa más inesperada ocurrió el último día, el día de la fiesta de S. Francisco, cuando entramos en la Iglesia y nos encontramos a las hermanas Clarisas sentadas en los primeros bancos, fue el broche final, toda la familia franciscana unida por una misma razón , por un mismo pensamiento, enamorados todos de ese carisma franciscano, y de Francisco. Fue como un regalo que dio fin a esta gran fiesta.

Queremos agradecer a todos los que en estos días nos han acompañado, y han colaborado para que todo esto, que al fin y al cabo era tan sencillo, fuera tan “vivo” al mismo tiempo.

Con el deseo de intentar seguir el ejemplo de S. Francisco, su vida pobre y evangélica, y sus palabras dulces y fascinantes, damos por finalizada esta bonita experiencia.

San Francisco, danos fuerza para este nuevo renacer a la vida, y para avanzar en el camino.

Violeta

Información adicional