Ermita de Consolación

ERMITA DE NUESTRA SEÑORA DE CONSOLACIÓN

 

La construcción de esta ermita denota ser del siglo XIV o XV, fue parroquia de la aldea llamada Coslada, de la cual aún quedan algunos enterramientos en las inmediaciones de la ermita. Dista a cuatro kilómetros al S.O. de la población. Desde tiempos muy antiguos se viene celebrando en ella el día 8 de septiembre la romería, que antiguamente lo que se celebraba era una feria, con bastante concurrencia, seguramente residuos de las costumbres de la aldea de Coslada y a continuación una velada, para la que tiene portales en tres lados; velada que posteriormente y hasta hace unos 70 años se siguió celebrando en le barrio de “Marrubial” en la calle que se ha venido llamando la calle de la “velá”

En el referido día, 8 de septiembre, hoy se lleva la Virgen desde la Parroquia de Santiago el Mayor hasta su ermita a hombros de los romeros y se celebra una solemne función religiosa y al termino de ésta una procesión con la Virgen alrededor de la ermita, siguiendo la celebración de la romería, quizás en sustitución de la antigua velada.

La hermandad invita a los romeros a un ponche de vino con melocotón, siguiendo después distintas diversiones.

   Esta ermita es muy visitada hoy por los vecinos de Belalcázar, lo que hacían también en tiempos no muy lejanos los vecinos de Hinojosa del Duque, principalmente los sábados de marzo, costumbre que se ha venido manteniendo hasta hoy, celebrando en estos días la santa misa y teniendo la ermita abierta todo el día por si alguna persona quiere velar a la Virgen.

   Antiguamente, y en tiempos de escasez de lluvia, se llevaba la Virgen a la parroquia de Belalcázar y se hacían rogativas. Hoy la Virgen se lleva al pueblo el día 15 de agosto, día de la Asunción de Nuestra Señora, donde permanece hasta el día 8 de septiembre, día en que se vuelve a llevar a su ermita en romería , después de haberle dedicados 9 días antes un novenario.

Información adicional